google-site-verification: googleaed207c0993ed17e.html
top of page

La necesidad de un buen Testamento

Testar es una de las cosas más importantes de nuestra vida, pero al mismo tiempo, pocas personas le dan la importancia que implica. Es un acto jurídico de gran desconocimiento. De hecho, no muchos clientes lo consideran, Pero hay que tener cuidado, porque escribir un mal testamento puede darnos muchos quebraderos de cabeza.

Qué es un testamento

Un testamento, es un acto jurídico muy personal e importante mediante el cual se establece y ordena la sucesión de un testador para cuando muera, y debe cumplir unos requisitos indispensables.

Qué ocurre si mueres sin otorgar testamento

En este caso, al no haber ordenado el fallecido cuál es su voluntad, es necesario determinar quienes son sus herederos por razón de parentesco mediante la figura de la "Declaración de herederos Ab intestato".  Por medio de la cual, a instancia de cualquier persona que se considere con derecho a ser sucesor del causante, teniendo en cuenta, conforme a la Ley, la determinación de quienes serán los herederos por orden de grado de parentesco. 

Formas más comunes de otorgar testamento:

Testamento Abierto:   

Se otorga ante Notario, ya sea oral o escrito, teniendo en cuenta la voluntad del testador, el reparto de la herencia y todas y cada una de las implicaciones patrimoniales, conociendo el Notario el contenido del mismo.

Testamento Cerrado:   

Lo entrega el propio testador manuscrito al Notario, y este último desconoce cuál es su contenido, pero mediante el acto de entrega el Notario lo custodia mediante su firma y sello en su archivo hasta el momento del fallecimiento del testador.

 el propio testador otorga ante Notario, ya sea oral o escrito, teniendo en cuenta la voluntad del testador, el reparto de la herencia y todas y cada una de las implicaciones patrimoniales, conociendo el Notario el contenido del mismo.

La importancia de testar:

A partir del momento en que una persona cumple los 14 años ya es capaz para testar, pero la verdadera necesidad surge cuando ya es propietaria de bienes de cualquier índole.

Mediante la redacción de un testamento puede ordenarse cual será el destino de todos o de cada uno de los bienes del causante al morir, en caso de existir hijos menores, determinar quién debería ser su tutor en caso necesario.

Para evitar problemas por no haber sabido plasmar en dicho documento cuales eran sus intenciones, es aconsejable la asesoría de un Abogado/a a quien explicar cuál es su voluntad recibiendo la información y explicaciones indispensables, así como las consecuencias legales de dichas disposiciones. 

La desheredación:

Existen supuestos en los que el testador no desea que una determinada persona sea su heredero, conforme a los preceptos legales al respecto, como puede ser algunos de los más comunes, entre otros, la negación de alimentos al testador o a su cónyuge o pareja estable, el maltrato grave físico o psicológico, la falta de relación familiar manifiesta y continuada entre el causante y el legitimario, siempre que sea por una causa imputable a este último.

bottom of page